Hoy les presento el pequeño Adrián. Ha sido un honor hacerle estas fotos a sus 15 días de nacido y quería provechar para dar las gracias a sus amables padres que me han hecho el trabajo muy fácil.

La fotografía de bebés tiene mucho de paciencia y mucho de dedicación. Considero que la mejor hora para la fotografía de recién-nacido es por la mañana cuando todos están frescos y descansados (a veces). Casi siempre tengo la suerte de disparar con luz natural y esto cambia completamente la apariencia de la piel de un bebé y también le deja plácidamente durmiendo sin las molestias de los flashes.

Mi álbum de nacimiento incluye la posibilidad de hacer algunas fotos del embarazo. También en la fotografía de embarazo hay dedicación y paciencia. Es preciso decir que el mejor momento para hacerlas es al séptimo y octavo mes de gestación. Aunque he hecho fotografía de embarazada hasta una semana antes del parto, pero era uno de estos casos excepcionales de pura belleza femenina inalterable.