Naia y Leo cumplen dos añitos, y es otro momento ideal para realizar una sesión en exterior y disfrutar de su infancia. Disfrutar de la infancia a través de la fotografía de familia es una de mis mayores satisfacciones profesionales.

Si además se trata de una familia tan adorable, ¡todavía mejor!

En esta ocasión escogimos un escenario al aire libre, agreste y libre, como la infancia.

Naia y Leo - fotografía de familia