Gara, primer año.

Esta es la quinta y última sesión para el álbum de primer año de Gara. Hemos hecho dos sesiones de embarazo, una de nacimiento, los 6 meses y los doce meses, esperando unos días para que la protagonista caminara mejor.

Hemos elegido un escenario simple y romántico: una pared rosa salmón con empedrado. Además teníamos el detalle de los arbolitos en flor aquel día, el atrezzo perfecto para una sesión de fotos tan tierna y familiar. El sombrerito y las banderitas a juego, pero lo más importante para mi en esta sesión era mantener la simplicidad. No recargar el escenario y que los verdaderos protagonistas fueran Gara y sus padres.

Gara es una niña feliz, alegre y simpática, y sus padres se desvelan por ella. A todos nos tiene enamorados con sus expresiones y grande ojos azules.

Ya sabes cómo puedes contratar mis servicios, nunca es tarde para inmortalizar estos momentos únicos e irrepetibles de tu hijo, a través de una sesión de fotografía de familia.