La fotografía de bebé solo me da más que alegrías y participar con mi cámara en la llegada de Liam ha sido realmente un honor.

 

Son las diez de la mañana del décimo día de vida de Liam. El inmenso mar azul y en calma delante del ventanal es hipnótico y hay un entorno de confianza y verdadera amistad a nuestro alrededor.

Las fotos van saliendo y su rasgos de recién nacido se hacen suaves a la medida que se deja dormir.

Un hijo puede ser una entrega, puede ser una victoria de la propia vida y de nuestras decisiones. Puede ser la fuerza de un cambio personal, puede traerte la comprensión de mucho aspectos vitales.

Este décimo día en que entro en la casa a conocer,por primera vez, el bebé. Antes mismo que parientes más importantes. El olor dulce, el silencio, el blanco, el algodón, el agua tibia, la esponjita natural, el entusiasmos de los hermanos mayores… un todo en una foto.

 

Bienvenido, querido Liam

 

fotografía de bebé - Liam Liam-0492 Liam-0529 Liam-0541 Liam-0563 Liam-0575 Liam-0576 Liam-0583